Gestión de residuos, una enorme oportunidad de mejora para la industria de la construcción

Mostrar todo
Iñigo Vegas, Investigador Senior de Tecnalia

Iñigo Vegas, Investigador Senior de Tecnalia

La industria de la construcción vive procesos de cambio en pro de mejorar los niveles de productividad y sustentabilidad en sus proyectos. En términos de generación de residuos, es una de las industrias que más produce (corresponde a un 34% del total de residuos del país, según estudio desarrollado por Conama en 2010).  

Los residuos de construcción históricamente se insertan en un proceso de producción lineal (no circular, i.e. se descartan los residuos). Su generación, gestión e inadecuada disposición, son un gasto y pérdida de importantes recursos para la industria, producto de la ineficiencia del proceso productivo. Es por ello que la construcción, como sector económico, está en una búsqueda continua de nuevas herramientas que permitan mejorar sus procesos, con el fin de optimizar el uso de recursos, cumplir con los estándares estipulados y minimizar sus impactos ambientales.  

Para hablar sobre el desarrollo que ha tenido esta industria en términos de gestión de residuos, conversamos con el Dr. Iñigo Vegas, Investigador Senior de Tecnalia Research Innovation, Centro Tecnológico del País Vasco, quien cuenta con más de 15 años de experiencia en la gestión de proyectos internacionales, investigación y consultoría de tecnologías de reciclaje de residuos y materiales de construcción.

En Chile se están desarrollando protocolos que permitirán definir e internalizar los efectos de la alta producción de residuos generados en la construcción. Bajo este contexto, ¿cómo ha sido la experiencia del País Vasco considerando etapas de diseño, implementación e hitos relevantes para la gestión de Residuos de Construcción y Demolición (RCD)?  

En el País Vasco se inició todo el proceso de armado y regulación de los RCD hace casi 20 años, comenzando por establecer un diagnóstico de la generación de RCD. A partir de ahí, se comenzó a construir el marco normativo y regulatorio que permitió ordenar la gestión de los RCD y el uso de los materiales asociados a la valorización de los mismos.

De forma simultánea, se construyeron una serie de infraestructuras de gestión y reciclado de materiales, y se comenzó a informar y sensibilizar a los diferentes agentes de la cadena de valor.  

Lo más reciente que ha realizado la administración, es impulsar proyectos ricos en innovación que permitan avanzar en el cierre de ciclo de los materiales, bajo paradigmas de economía circular.  

¿Qué significa pasar desde un enfoque lineal a un contexto de economía circular y cuáles son sus premisas?, ¿Por qué se hace tan necesaria en la industria de la construcción?  

La economía circular supone mantener el valor de los productos el máximo tiempo durante la fase de uso, manteniendo ese valor en los estándares más altos. Para la industria de la construcción, es importante incorporar criterios de economía circular, porque el propio sector genera grandes impactos, tiene una productividad muy baja y es ineficiente en el consumo de los recursos, tanto energéticos como respecto a los materiales que utiliza. Pero también, tiene mucho potencial y una gran oportunidad de metabolizar importantes cantidades de recursos materiales.  

Los datos y mediciones nos ayudan a revelar si las estrategias implementadas están ayudando a cumplir los objetivos propuestos. En ese caso ¿cuáles son los indicadores más relevantes que les han permitido dar seguimiento o trazabilidad a la gestión de RCD?  

Los indicadores más importantes para el seguimiento de la gestión y valorización de los RCD desde los inicios, son los obtenidos al inventariar el número de RCD que se ha generado a lo largo de los años. También, trazar la taza de reciclaje asociada a los mismos y ver la evolución y mejora desde su implementación a la fecha.

Otra medición importante, ha sido el número de infraestructuras que se han generado a lo largo del tiempo, además de cuantificar el número de proyectos y empresas de la cadena de valor que han incorporado la innovación en sus procesos.   

En Chile aún es baja la declaración que hacen las empresas, respecto a la gestión de sus residuos. ¿Cómo es el modelo en el País Vasco, respecto de los incentivos que impulsa a las empresas a entregar información fidedigna, los requisitos o exigencias que deben cumplir, y qué actores de la cadena son los involucrados?  

Las empresas consultoras y demoledoras están obligadas por regulación a depositar los residuos generados en puntos autorizados. Para ello, se establece un protocolo regulado por las entidades municipales, que va de la mano con un plan de gestión de residuos. Además, es un requisito que las empresas constructoras, entreguen un inventario de la cantidad de residuos que genera la obra.  

Este inventario, debe ser entregado a las entidades municipales, las cuales solicitan un aval financiero para garantizar que al término de la obra, la estimación realizada por la empresa coincida con lo proyectado en el plan de residuos declarado inicialmente.  

Respecto del ecodiseño, coméntanos ¿Qué significa que un producto sea ecodiseñado, qué criterios considera y cómo se vincula a la economía circular?  

Ecodiseñar es diseñar un producto minimizando diferentes impactos, tanto en el proceso de fabricación, como en la fase de uso del mismo. Esos impactos, están asociados a reducir el consumo de energía (fase de fabricación/fase de uso), consumo de agua, consumo de materiales, uso de materiales reciclados y preparar los diferentes productos para que se puedan desensamblar en las fases de mantenimiento o fin de vida de los mismos, aumentando su potencial para un nuevo uso.  

En términos de tecnologías e innovaciones, ¿Cuáles han sido las que han generado mayor impacto en la prevención de residuos?  

La digitalización está ofreciendo oportunidades de optimización de relaciones entre proveedores y clientes, y en ese sentido, va a poder optimizar todos los procesos de logística, considerando la prevención de los excedentes de construcción.  

¿Cuáles son las innovaciones tecnológicas más relevantes para gestionar los residuos generados?

Los últimos desarrollos en tecnología de separación y procesado de RCD, se están centrando precisamente en mejorar lo que son las calidades de los materiales reciclados, para poder garantizar mayor pureza de los mismos, y así ser aceptados entre los fabricantes de materiales y productos de construcción. De esta forma, se están dando pasos en la cadena de valor para garantizar mayores estándares de economía circular.

Por otro lado, también se están desarrollando tecnologías automáticas de medición de la calidad de los materiales que inciden en poder ganar confianza en toda la cadena de valor de la construcción.

¿Cuáles son las grandes oportunidades de negocio respecto de prevención y gestión de RCD que visualizas para la industria de la construcción chilena?

A la luz del diagnóstico que he podido visualizar junto con CTeC, las grandes oportunidades para el país tiene que ver con: la fabricación de equipamiento asociado al reciclaje; la diversificación de algunos agentes de la cadena de valor, en cuanto a negocios de logística y gestión de residuos; servicios de calidad de materiales reciclados, servicios de consultoría de apoyo a la administración y registro de la información asociada a la gestión de reciclaje de RCD, entre otros.