Incorporar Internet de las cosas es una gran oportunidad para la industria de la construcción nacional

Mostrar todo

Mikel Barrado, Director de Mercado de Construcción Industrializada de Tecnalia

La industria de la construcción vive un proceso de cambio, nuevas tecnologías y requerimientos más estrictos en el uso eficiente de los recursos, son capaces de generar grandes avances, pero a la vez enormes desafíos.  

Existen estudios que aseguran que el sector de la construcción, en los últimos 20 años, apenas ha incrementado su tasa de productividad. Parece evidente que hay una correlación entre el nivel de digitalización de un sector y su productividad. En esa dimensión, ya hay expertos que aseveran que la construcción podría incrementarla entre un 5 a un 10% si implementa el enfoque “Construcción 4.0”.  

Por ello, una de las tecnologías que está irrumpiendo en el sector es Internet de las Cosas (IoT). En la actualidad, podemos ver que el IoT es empleado en edificios inteligentes en forma de electrodomésticos, televisiones inteligentes, medidores de luz, energía, o calefacción inteligente. Esta nueva concepción de viviendas, no solo permiten atender de forma efectiva las necesidades de las personas, sino que además puede ser de gran ayuda cuando hablamos de la accesibilidad de los edificios.

 

Para conocer sobre los beneficios y contribución de esta tecnología en la industria de la construcción, CTeC conversó con Mikel Barrado en su reciente visita a Chile.  Mikel es Director de Mercado de Construcción Industrializada de Tecnalia Research Innovation, centro de investigación ubicado en España y referencia a nivel mundial en temáticas de construcción e innovación.

El sector construcción está viviendo una etapa de transición digital ¿Qué oportunidades representa el uso de IoT?

 

Lo primero, es decir es que el IoT genera beneficios en todo el ciclo de vida de un edificio, desde la fase de fabricación de los materiales y/o productos, en la etapa de construcción, durante todas las gestiones logísticas de los materiales que se utilizan en la obra, por último en la fase de operación. En todas ellas, se generan importantes oportunidades para la optimización de recursos, ya que facilita la gestión, lo que reduce los costos en los procesos de fabricación, mejora la logística de las maquinarias, en las cuales se instalan sensores monitoreándolas a distancia para detectar posibles problemas de mantenimiento, optimiza la gestión de los almacenes y la distribución de los materiales.

 

Además, existen oportunidades en la seguridad de los trabajadores en la obra, monitorizando a los operarios para minimizar sus riesgos. Finalmente, en la fase de operación, existen múltiples oportunidades a través de la interactividad, introduciendo tecnología que mejora los espacios y la gestión de los diferentes sistemas que integran la edificación.

 

¿Qué tan complejo es impulsar un cambio de este tipo? Esto considerando que los procedimientos de construcción han sufrido muchos cambios a lo largo de su historia, y los trabajadores requieren de mayor capacitación para implementar estas tecnologías ¿Cómo se puede minimizar este impacto dentro de la organización?

 

Es un hecho que estas transformaciones digitales implican la transformación de las personas y/o la incorporación de nuevos perfiles que hasta ahora no existían. Dicho cambio tiene que ser paulatino, ya que no es sencillo, porque todo cambio produce resistencia, y siempre hay personas que no están dispuestas a sumarse.

 

Las empresas que no la incorporen van a quedar atrás, por lo que es necesario un cambio de mentalidad empresarial. Hay que desarrollar un plan de implementación y difusión para todos los trabajadores que estarán involucrados, identificando los procesos donde más beneficios se obtendrán y focalizarse en ellos para ir creciendo poco a poco.

 

¿Hay disposición en la industria de la construcción a implementar estos cambios o aún existen dudas respecto a los beneficios que puedan generar las nuevas tecnologías?

 

Aún son pocas las empresas que han incorporado las tecnologías digitales, siempre existen algunas que son más innovadoras y van un paso por delante, asumiendo el riesgo que ello conlleva. Pero también, son las primeras que logran identificar oportunidades generando una diferenciación respecto a su competencia.

 

Sin lugar a dudas, siempre habrá empresas que se resistan y no quieran implementar estos cambios, pero aquellas que no lo hagan estarán perdiendo una oportunidad, que incluso puede llegar a ser un riesgo, porque quien no se actualice y ofrezca nuevas tecnologías podrá quedar en el largo plazo fuera de mercado, apareciendo otros agentes que los pueden desplazar en la aplicación de estas soluciones.

 

¿En cuál fase del ciclo constructivo se puede obtener mayores beneficios del uso de IoT?

 

Sin duda durante la fase de operación, los que van en directo beneficio de los usuarios finales. En la actualidad, existe una tendencia a la incorporación de ciertos elementos tecnológicos, como los altavoces inteligentes que pueden interactuar con los usuarios mediante la voz, lo que permite controlar la vivienda desde un dispositivo.

 

Además, el IoT permite generar ahorros energéticos, a través de un uso eficiente de la energía, mejora la seguridad de los edificios, promueve la interactividad. Introducir estas tecnologías permite obtener información del entorno y actuar sobre las instalaciones para que sea todo más eficiente. En definitiva, el IOT integra a todos los sistemas de una edificación en función de la ocupación y de las variables externas.

 

Respecto al costo que tiene para el usuario final la incorporación de estas tecnologías en las edificaciones. ¿Es muy costoso implementarlas? ¿Están dispuestas las empresas a asumir esos costos?

 

Efectivamente tiene un costo superior a una edificación convencional, pero se suple con la  positiva percepción que genera en el cliente, de forma que los beneficios que obtienen las empresas a la larga terminan siendo superiores a sus costos. Por lo demás, si se diseña el edificio desde la primera etapa incorporando estas tecnologías, el sobre costo es de menos de un 5%.

 

En definitiva, las empresas tienen la posibilidad de crecer en competitividad al ofrecer a sus clientes servicios de gestión y automatización que proporcionen atributos relacionados con el bienestar como el control de la temperatura ideal, ahorro de energía y funciones de mantenimiento predictivo.

 

Finalmente ¿Cuáles son los últimos avances en IoT en el sector construcción? Hay alguna tecnología que esté irrumpiendo fuertemente y en proceso de expansión?

 

A partir de la introducción de la electrónica en los entornos, se obtienen muchos datos. En la actualidad se están desarrollando atractivas tecnologías inalámbricas, lo que genera oportunidades para el Big Data o la inteligencia artificial. Respecto a esta última, ya existe un dispositivo que, por medio de altavoces inteligentes, permite controlar y monitorear edificios.

 

Existen estudios que indican que las personas que deciden comprar altavoces inteligentes, con los cuales hablan para hacer compras por internet, preguntar por el tiempo, etc., son usuarios que están más dispuestos a comprar dispositivos interactivos para el hogar (como luces, puertas interactivas, sistemas de climatización que permitan la conexión con este altavoz inteligente etc.).  Por ello, empresas multinacionales están invirtiendo gran cantidad de dinero en el desarrollo de nuevas tecnologías en IoT para las viviendas, como Amazon, Apple, Microsoft, Google y Samsung entre otras, las que están movilizando el mercado. Mientras más actores se involucren tanto en su adquisición como comercialización, antes será posible que el resto de los usuarios pueda acceder a ellas a un precio menor, ya que tarde o temprano todos los hogares podrán incorporar dispositivos inteligentes.